La importancia de la fruta en la alimentación infantil

Situadas en el segundo lugar de la pirámide alimenticia junto con los vegetales, las frutas constituyen un grupo de alimentos imprescindibles para la salud de las personas en general y de los niños en particular. Entre los beneficios a destacar están la mejora de la nutrición infantil, la disminución del riesgo de obesidad y el mejor rendimiento escolar.

Mejora de la Nutrición

El cuerpo en crecimiento de los niños requiere de una buena nutrición y las frutas contienen una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes imprescindibles para garantizar un buen crecimiento físico y desarrollo intelectual.

Disminución de la Obesidad

Las frutas contienen agua y fibra, pero son bajas en calorías. Esto proporciona sensación de saciedad y mantiene la hidratación, que es tan importante en la salud infantil. Enseñar a los niños a comer frutas en lugar de alimentos ricos en grasas y azúcares puede ayudarles a evitar la obesidad.

Podemos ofrecérselas como una dulce golosina, puesto que sus azúcares naturales les proporcionan un agradable sabor para los niños. Constituyen un buen tentempié para tomar a cualquier hora y podemos incluirlas como parte del desayuno, del almuerzo o merienda, tanto antes como después de las comidas.

Salud digestiva

Los alimentos ricos en fibra como las frutas ayudan a que el sistema digestivo funcione correctamente. La fibra absorbe agua y se expande estimulando los movimientos intestinales.

Tomando a diario frutas como ciruelas o albaricoques de El Ciruelo podemos prevenir y aliviar el estreñimiento en los niños.

Mejor rendimiento en la escuela

Una adecuada nutrición es un factor clave en el rendimiento escolar. Y diversos estudios han demostrado que los niños con dietas saludables que incluyen un consumo adecuado de frutas y verduras consiguen mejores resultados académicos.

Se recomienda que los niños tomen de dos a cuatro pieza o raciones de fruta al día, preferiblemente al natural y enteras para aprovechar todos sus nutrientes y estimular la masticación infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *